sábado, 12 de febrero de 2011

DELIRIOS

***
A  hora  me escondo  de  la  lluvia  que  suena  a  melancolía  y  me  asomo  al  balcón  para contemplar  los  charcos  de  agua.  El  tiempo  tiene  la  exacta  precisión  para  establecer   los sueños  en  pequeñas  formulas  de  amor.  Nada  importa  o  todo  importa,   que  tengo miedo,  no  logro  vencer  mis  temores,  una  absurda  hipocondría  me  consume,  necesito  ir donde  un  psiquiatra.
Mierda,  ya  ni  los  porqués   logran  controlar  mi  angustia.  Hace  frio,  demasiado  frio.  Tal vez  debiera  caminar  entre  la  lluvia  y  olvidar  los  calambres  de  mi  cuerpo. En  mi  mente divagan  pensamientos  lascivos  e  imagino  mujeres  desnudas.  Dicen   que   el   hombre   es  de  polvo,   hace   polvo   y   en   polvo  se  transforma,  pero   es   necesario   dejar   atrás   la  paja.
Puedo  intentar  deslumbrar  en  el  silencio  y  hablarle  al  espejo  de  monótonas  ansias. Entonces  sólo  me  queda  el  sabor  sin  sabor  del  deseo  y  la  espera  de  lo  incierto  detrás del   viento.
Escrito por:
Cèvig  Abrad  Poe  Delpul

1 comentario:

  1. Melancolia , Algo que entiendo perfectamente .

    ResponderEliminar