martes, 8 de febrero de 2011

Hoja Seca .

Por lo general soy un chico muy normal algo divertido, risoton y buena persona al menos eso  era lo que decía mi mejor amiga.

Yo tenia una amiga de la cual siempre me gustaba hablar incluso en los momentos menos agradables como en las reuniones mas tediosas o en momentos más agradables como cuando compartía la tarde con mi enamorada , sucede que en las reuniones tediosas era lo único que me animaba , porque hacia tan buena descripción y contaba anécdotas con ella que todos pensaban en lo buena que seria , en lo divertida y hasta la imaginaban como su mujer ideal , caso contrario sucedía cuando le hablaba de ella a mi enamorada , siempre decía que estaba enamorado de ella y nada de lo que contaba le causaba gracia incluso me regañaba que tonta ¿no?  Paso algún tiempo y deje de tener enamorada terminamos por situaciones que no vienen al caso, pienso ahora en mi amiga con gran nostalgia ya que no le he vuelto a hablar a nadie de ella, no volví a mencionarla en ninguna conversación tediosa ni volví a contarle de ella a ninguna mujer, pienso que aquellos recuerdos con ella son ya indescribibles porque que viven dentro de mi y perdería objetividad si vuelvo a contar algo sobre ella.

Aquella amiga murió un día jueves , en la estación de otoño ; era un día frió, lúgubre y las hojas de los árboles caían secas al suelo llenándolo haciendo que el pasto no se notara , algunas eran de molle otras de un árbol raro que vi, no soy experto en botanica pero creo que era de un árbol de durazno , pero aquel día también vi caer a la vuelta de mi clase en la universidad la hoja mas seca que  he visto en mi vida  voló tan lejos que me costo trabajo alcanzarla , la tome entre mis manos y se rompió en un instante(aunque grabe en mi memoria la imagen) , llore luego porque pensé en mi amiga en como se habría sentido porque a pesar que la recordaba no la volví a buscar excepto el día de su muerte en el que por respeto y "obligación" fui a su entierro, aquella fue una cruel sensación , sé que los muertos no hablan pero la vi tan triste en su ataúd  que pense que ella iba a llorar pero yo quería pensar que decía estentoreamente ¡Hola!, pero no voy a alucinar cosas que no son , la verdad más parecía un triste Adiós ,note tambien que apretujaba algo entre sus brazos entonces volvi la cabeza y pregunte a su madre que estaba abrazando , me dijo tristemente : Una hoja de clavelina . Aquella hoja la habia visto ya en otro lugar (cierto en la universidad), apretaba fuertemente con sus brazos inertes aquella hoja seca, en ese momento supe que la hoja seca que cayo del segundo piso de la facultad  era de una clavelina . Llore desesperadamente al lado de su ataúd , mi amiga se llamaba dubaliett y yo entendí en aquel momento que la amaba.

Autor : "Hideki".

1 comentario:

  1. Conmovedor relato...tiene la melancolía precisa de un otoño...
    Atte: Cèvig Abrad Poe Delpul

    ResponderEliminar